Noticias

VOLVER

Los monitores insignia de Genelec hacen su debut en Argentina con Javier Fracchia

2 de junio de 2021

El estudio de Javier Fracchia en Buenos Aires se ha convertido en la primera instalación de masterización en Argentina en incorporar los monitores de tres vías coaxiales Genelec 8361A, modelo insignia de la serie ‘The Ones’.

Cuando Fracchia estaba analizando cómo evolucionar de su sistema 2.1 en su estudio de masterización, a unos monitores de rango completo, Genelec no era inicialmente una marca que estuviera considerando. Sin embargo, tras investigar la tecnología detrás de la serie “The Ones” y escuchar por sí mismo estos monitores, se convenció que estos proporcionarían la solución perfecta a la medida de sus necesidades.

“Vengo del sonido en vivo, así que conozco las ventajas que los sistemas coaxiales traen a los monitores de escenario, y todos los comentarios positivos sobre The Ones me llamaron la atención,” recuerda Fracchia. “Cuando tuve la oportunidad de escucharlos en la feria CAPER de Buenos Aires inmediatamente quise oír más.”

Equaphon, el distribuidor local de Genelec, acordó instalar en demostración unos 8351 en el estudio de Fracchia para que tuviera una imagen más clara de las capacidades de la serie “The Ones”. “Escuchar los 8351 en mi estudio sencillamente me hizo sonreír,” cuenta Fracchia. “La imagen estéreo era increíble, y no necesité escuchar nada más para tomar una decisión. Toda la información que precisaba estaba ahí.”

Aunque los 8351 eran casi perfectos, había un pequeño inconveniente. Fracchia trabaja habitualmente con música urbana y necesitaba que sus monitores reprodujeran las más bajas frecuencias a niveles altos, para evitar la necesidad de un subwoofer. Los 8351 no proporcionaban suficientes graves para Fracchia, tanto en respuesta en frecuencia como en nivel de presión sonora. Como opción, el equipo de Equaphon le sugirió los 8361. Habiendo ya escuchado los 8351, Fracchia sabía que las especificaciones técnicas de los 8361 le ayudarían a conseguir lo que necesitaba y aceptó la propuesta de Equaphon, conservando los 8351 en su estudio hasta que los 8361 llegaran.

El tratamiento acústico que estaba ya instalado en el estudio, hacía que Fracchia estuviese menos preocupado con la calibración de los monitores. Sin embargo, encontró en el software de gestión de monitores GLM una herramienta muy útil. Puesto que el proceso de masterización depende de un monitoreo a niveles consistentes y bien definidos, Fracchia hace uso de las potentes características de control del GLM. “Controlar el volumen es una parte esencial de mi trabajo,” explica. “Así que conecto el micrófono al GLM y así tengo medición en tiempo real del SPL.”

Reflexionando sobre lo que su nueva solución de monitoreo le ha aportado, Fracchia está claramente feliz con su decisión de invertir en los 8361. “El margen extra de sobrecarga, la imagen estéreo cristalina y el área de escucha más amplia, todo ello proporciona claras mejoras a mi trabajo de masterización,” afirma. “Ahora puedo escuchar 1 dB de diferencia en cualquier frecuencia, y puedo trabajar a niveles altos sin distorsión.”