Noticias

VOLVER

Genelec ‘The Ones’ potencia el impresionante estudio inmersivo de Morten Lindberg

22 de marzo de 2021

En el mundo de la grabación de música inmersiva, nadie ha hecho más para establecer el patrón de referencia de lo que se puede llegar a conseguir, que el productor musical e ingeniero de sonido ganador de Grammy, Morten Lindberg.

Habiéndose embarcado en su carrera de grabación en 1992, a través de su compañía de producción Lindberg Lyd, Lindberg estableció el sello discográfico 2L para especializarse en grabaciones de alta calidad de intérpretes y compositores noruegos con un repertorio internacional. Para incrementar el nivel de excelencia sónica aún más, Lindberg ha renovado recientemente el sistema de monitoreo de su estudio de post producción, implementando monitores activos inteligentes y sistemas de woofer Genelec en una configuración 7.1.4.

Lindberg explica que “Una vez que has experimentado el audio inmersivo, es realmente difícil volver al estéreo. Cuando yo empecé a hacer grabaciones allá por los años 90, el estéreo era nuestra perspectiva de trabajo, era lo que teníamos. Entonces llegó el sonido surround a principios de siglo y se abrió una imagen amplia completamente nueva para la reproducción musical. Cuando empezamos a experimentar con audio inmersivo, lo que esperábamos ganar agregando la dimensión de la altura era simplemente aumentar el nivel de detalle y resolución. Cuánto espacio estaría disponible para los instrumentos y las líneas musicales, el tamaño del lienzo disponible para los coros, y demás. Pero, eso no es lo que obtuvimos. Lo que conseguimos fue un componente emocional. Agregando la tercera dimensión al paisaje sonoro, el impacto emocional en el oyente se multiplicó por diez.”

La recientemente actualizada instalación de post producción de Lindberg está diseñada específicamente para la edición, mezcla y masterización de audio inmersivo. Compatible tanto con Dolby Atmos como con Auro-3D, el sistema de monitoreo está principalmente basado en modelos de la serie “The Ones” de Genelec, comenzando por siete monitores coaxiales de tres vías 8351B en la capa inferior, todos ellos complementados con sistemas de woofer adaptativo W371A. Las posiciones superiores son manejadas por cuatro de los más ligeros y compactos 8341A, con un subwoofer 7380A reproduciendo el canal LFE y, adicionalmente, un compacto monitor de campo cercano 8320A que se ubica sobre el 7380A, para proporcionar una extensión en frecuencia al canal LFE sobre los 120 Hz. Esto actúa como sistema de comprobación sobre el verdadero contenido del canal LFE antes de que sea distribuido.

“Encontré que el diseño coaxial de los “The Ones” genera una increíble imagen no solo en surround, sino que de hecho se agrega a todo el surround y se extiende a la dimensión superior, preservando ese detalle preciso de nuestra fuente,” continúa Lindberg. “Todos los modelos “The Ones” que he usado tienen plena capacidad en su ancho de banda, en sí mismos, así que la intención con los W371 era realmente llegar abajo a ese aspecto háptico del sonido, casi táctil, para extender el brazo hacia esa parte de la experiencia sonora que transita del audio al ámbito de las vibraciones.”

 

Lindberg continúa explicando que “Todo nuestro cuerpo es de hecho un sistema sensorial muy sofisticado y la experimentación de la música en nuestro cuerpo es mucho más amplia que nuestra definición tradicional de audio. Hay diferentes modos de directividad que puedes aplicar en el woofer W371A que pueden echar una mano si estás en una sala complicada o pequeña, pero en una sala como esta, que es espaciosa y en general tiene una buena calidad de sonido, encuentro que el modo básico complementario del W371A reproduce para mi la más abierta y natural extensión hacia ese área táctil, donde de alguna forma mueve tu vientre.”

Lindberg usa el software de gestión de monitores de Genelec GLM para conectar, calibrar y controlar el sistema de monitoreo. “Midiendo nuestras posiciones de escucha y nuestro espacio de trabajo podemos hacer cierta optimización de los monitores, bastante inteligente, en esta sala en particular,” comenta. “Lo que encontré más útil en el GLM es lo “elástico” que resulta en cuanto a la cantidad de monitores que puedes conectar al sistema, y cómo son ubicados y configurados. Además, el GLM puede trabajar también como controlador de los monitores, dando acceso a todos los elementos.”

Pero, mientras que la experiencia, habilidad y la más refinada tecnología son obviamente componentes esenciales en la impresionante caja de herramientas de grabación de Lindberg, es también claro que él nunca ha perdido de vista su verdadera misión en la música. “Una grabación perfecta para nosotros, es cuando podemos hacerte llorar… o reír. Es sobre emociones.”